Dones Y Ministerios

Veremos un poco lo que debiera de ser nuestro desenvolvimiento dentro de la Iglesia, existen dones y ministerios entes que sirven para que una iglesia camine en común acuerdo y bajo la dirección de Dios.

Hablaremos de dones espirituales como sabiduría, palabra de ciencia, fe, sanidades, milagros, profecía, discernimiento de espíritu, lenguas, interpretación de lenguas, etc. (leer 1 Co 12:4-11), y leemos sobre los ministerios “…Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros” (Ef 4:11).

Nosotros como iglesia tenemos estos dones y ministerios pero primeramente debemos estar consientes de lo que somos dentro del cuerpo de Cristo y después, instruirnos adecuadamente en ello para que posteriormente lo pongamos en practica.

Para todos es claro que estamos comenzando una nueva etapa como Iglesia, tenemos los fundamentos, se ha caminado por algunos años dentro del cristianismo, como grupo se han pasado una serie de eventos y altibajos, pero hoy estamos en otra faceta, hemos hablado mucho y sin embargo nunca será suficiente el que tenemos que buscar de Dios, solamente a través de El podremos obtener la guía, solamente a través de El podremos acoplarnos a las circunstancias, debemos permitirle que nos instruya en lo que tenemos que hacer y cuando tenemos que hacerlo, y no porque seamos una especie de robot que es previamente programado para realizar una labor, la Biblia desde el principio hasta el final nos dice que fuimos dotados de libertad de decidir y hemos sido capacitados para diferenciar lo bueno de lo malo, lo que es aceptable delante de Dios para que posteriormente podamos desarrollarlo.

Ahora bien, leyendo acerca de dones y ministerios, les pregunto ¿YA HAN ANALIZADO EN CUAL DE ESTOS DONES O MINISTERIOS DIOS TE HA PUESTO?. Que labor tan importante se tiene delante de Dios y sobretodo la responsabilidad que hay para desarrollarlo, y no quedarnos con ese ministerio guardado en nuestros bolsos o portafolios.

Dice 1 Co 12:30-31 “¿Tienen todos dones de sanidad?… ¿hablan todos lenguas?”, o sea que NO TODOS TENEMOS EL MISMO DON PERO SI, TODOS TENEMOS ALGUNO.

SABIDURIA: lo relacionamos con alguien que a través de sus experiencias y años vividos puede darnos orientación o consejo, pero no necesariamente tiene que ser alguien de edad mayor ya que Dios usa a quien le place no importando la edad sino mas bien la disponibilidad que hay en cada persona para que verdaderamente se deje usar por Dios. Esa sabiduría fluye a través de nuestros labios, pero no para vanagloriarnos sino por que Dios quiere dar consuelo, tal vez paz, o animo para seguir adelante. Una persona sabia habla con autoridad, pero a su vez con mucho amor. Siempre muestre buena conducta, en sabia mansedumbre, recuerde que “La sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía” (Stg 3:17).

FE: no cualquiera tiene este don, creo que por demás un poco difícil. Dice Heb 11:1 “Es pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”, y nos da como ejemplo a algunos grandes personajes como Noe quien hizo un arca (una gran casa flotante) por que sabia que el mundo sería destruido por agua y estuvo 100 años dale que dale y aguanto burlas y demás, pero siguió adelante al igual que sus hijos, Abraham simplemente fue obediente, creyó y salió sin saber a donde iba. ¿Ud. tiene ese don?. Mueva entonces las condiciones y camine hacia delante y no mire para atrás.

SANIDAD: ¿usted ora y sanan los enfermos? y no solamente física sino espiritualmente, a lo mejor usted tiene ese don y no se ha percatado, y sabe no se necesita hacer mucho maroma y teatro para que eso fluya, solo es cuestión de dejar al Espíritu Santo actuar.

Cuantas veces nos ha pasado con alguna alabanza que cuando la escuchamos llega en el momento mas adecuado y a veces pensamos que la escribieron para nosotros, por que nos restaura, nos levanta, nos sacude y seguimos para adelante, o cuando leemos un texto que hace la misma función, nos restaura, nos da animo y nos damos que nuestro gran Dios siempre esta presente. Isaías 41:10 dice “No temas por que yo estoy contigo; no desmayes por que yo soy tú DIOS…” o como el verso que tenemos bien aprendido de Josué 1:7-9 “esfuérzate y se valiente no temas ni desmayes que el señor estará contigo”. Cuando leemos estos textos y un sin fin mas, confirmamos una y otra vez el gran amor que nos tiene nuestro creador y su gran paciencia para estar siempre al pendiente de nosotros.

LENGUAS e INTERPRETACION DE LENGUAS: Hechos 2:4 “todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en otras lenguas…”, se refiere a lenguas espirituales o celestiales, a través de ellas Dios también habla a su pueblo, y cuando se habla en lenguas siempre hay un interprete, alguien que puede decirle al pueblo lo que Dios esta diciendo.

DICERNIMIENTO DE ESPIRITU: cuantas veces nos ha pasado que podemos sentir cuando alguien esta pasando un mal momento, cuando es emocional muchas veces lo reflejamos en nuestro rostro, pero cuando es económico no siempre es notorio pero alguien lo discierne, o tal vez cuando tenemos algún chapucero enfrente, lo percibimos rapidito. Todo es cuestión de permitir que el Espíritu Santo fluya a través de nosotros.

Efecios 4:11 dice “Y El mismo constituyo a unos, apóstoles; a otros profetas; a otros evangelistas; y a otros pastores y maestros”. Esta es una parte muy fuerte dentro de la Iglesia.

APÓSTOLES: sabemos que son aquellos hombres o mujeres que fundan una iglesia y después van a otra y después a otra siempre al pendiente de todas tratando de ministrarles y cubriendo sus necesidades, el papel de un Apóstol no es nada sencillo, si teniendo una iglesia el trabajo es mucho y la responsabilidad mas, ahora qué será cuando se tiene varias, pero el quien ha llegado a este punto es alguien que ha caminado durante muchos años delante de Dios con verdad y justicia.

PROFETA: la característica del profeta es de una persona solitaria, si leen acerca de algunos profetas dentro de la escritura se darán cuenta de lo poco sociables que eran, gente muy entregada al ayuno y oración para poder obtener revelación por parte de Dios, si analizaran la vida de Daniel, verdaderamente se sorprenderían como incluso a sus casi 90 años el seguía sirviendo a Dios y seguía ayunando y orando por revelación y guía, y de igual manera le fue dada a Juan las revelaciones del fin de los tiempos. Cuando tengan oportunidad léanse Daniel juntamente con Apocalipsis y tendrán un panorama tremendo acerca de Dios y lo que ha de venir y sobre todo de su gran misericordia a esta humanidad nuestra.

EVANGELISTAS: leña encendida en las iglesias, no se callan ante una persona inconversa y cuando están con gente cristiana normalmente sus platicas entornan a la iglesia a la necesidad de salir y hablar, a la necesidad de rescatar gente para Cristo de que entreguen su vida aunque las personas de alrededor no lo entiendan. Un evangelista no siempre es bien visto por que normalmente siempre se va a lo directo, claro que ¡cuidado! no mal usemos el don y queramos mandar a la gente al infierno por no recibir al Señor al momento que se hace el llamado, recordemos que dice la escritura 1 Corintios 3:6-8 “(Pablo) …Yo plante, Apolo regó, pero el crecimiento lo da Dios… Y el que planta y el que riega son una misma cosa…”. Afín de cuentas todos tenemos una labor, y ellos son los primero en estar cumpliendo la Gran Comisión Mat. 28:19 “…id y hacer discípulos a todas las naciones…”.

PASTORES: alguien que guía, que protege, Jesucristo dice palabras en Juan 10:11 “Yo soy el buen pastor y que su vida da por la ovejas”. Cuando se tiene bien entendido este rol verdaderamente se protege a la iglesia, a las ovejas, y si la oveja se alejó y se lastimo en el intento, pues hay que ir por ella y limpiarla, curarla y cuidarla hasta que se valga por si sola y que se revelo y quiso comenzar a pasearse fuera del redil, hay que ir por ella y con amor hacerla regresar. Por eso a nuestro señor Jesucristo se le conoce como el Príncipe de los pastores (1 Pedro.5:4). ¡Ha! que paciencia nos ha tenido Dios hasta hoy, y nos limpia, y nos baña, y nos cuida, y nos cura, y ya que nos deja sueltos un ratito volvemos a las andanzas y otra vez lo mismo, y Jesucristo seguirá haciéndolo mientras vea en nosotros las ganas de seguir adelante.

MAESTROS: algunos aquí tenemos la capacidad de enseñar la palabra de Dios de una manera sencilla y reveladora, una vez tras otra, por que se nos a instruido, y hay cosas grandes y ocultas dice Jeremías 33:3 que nuestro gran Dios nos revela, nos da el conocimiento y discernimiento de su palabra, entonces compartámosla con los demás por que se nos ha dado para instruir, para ayudar a otros a conocer este libro tan maravilloso que se aplica a toda circunstancia, absolutamente toda, de nuestra vida.

El DAR y SERVIR: yo creo que son pocos los que verdaderamente tienen esa disponibilidad de dar y dar en abundancia de lo mucho que Dios les provee y lo hacen de corazón y son las personas susceptibles a las necesidades de otros o a las necesidades de la iglesia y están buscando la oportunidad de poder dar bendición a los demás.

ORACION e INTERSECION: un don por demás fuertísimo para cualquier ser humano y de gran apoyo para una Iglesia, son personas que disfrutan muchísimo la privacidad con Dios, las grandes platicas con el.

Ahora bien, hemos visto de manera sencillita lo que implican los dones ¿EN CUAL DE ESTOS ESTOY YO? ¿AUN NO LO SE? bien pidamos a Dios orientación sobre nuestra vida para que el nos muestre para lo que nos ha capacitado, en lo que nosotros podemos servir, tal vez nos estamos desarrollando en el y no nos hemos dado cuenta, seamos sensibles a la voz de Dios y sirvámosle con denuedo y no necesariamente se tiene un solo don o se desarrolla en un solo ministerio hay quien tiene mas de uno y se desenvuelven muy bien, por que se han dejado guiar por Dios.

Acabamos de dar el primer paso, y hay muchos más que daremos con la ayuda, dirección y provisión de Dios y tenemos que estar preparados.

AMEN

Impactos: 0