El Espiritu Santo, Enseñara lo Que Debe Decir

no estéis preocupados de cómo o qué responderéis, o qué habréis de decir. Porque el Espíritu Santo os enseñará en esos momentos lo que se debe decir. ¡Note! Usted no puede sólo abrir su boca y comenzar a hablar improvisadamente, suponiendo que el Espíritu Santo está hablando por medio de usted; se supone que primero usted debe oír de parte del Espíritu Santo qué

debe decir. Mucha gente lee esto y asumen que si no planean un discurso, el Espíritu Santo controlará sus bocas — ¡no es cierto! Jesús dijo: no estéis preocupados; esto sólo es posible después que el Espíritu Santo ha destruido su mente carnal, que es enemistad contra Dios, y su mente ha sido renovada en la mente de Cristo. Todas las palabras que se hablan primero deben ser oídas; y sólo palabras que son oídas en el momento deben ser habladas. Piense acerca de esto: si no son todas las palabras, ¿es una palabra de Él y después cien provenientes de su mente carnal; o son diez palabras de Él y después diez de su mente carnal? De la Palabra del Señor en el interior: “todas las palabras y solamente las palabras de Él deben ser habladas;” y sólo en ese momento. Dese cuenta que usted será tentado por el enemigo muchas veces para predicar antes que usted pueda oír tan bien como para hablar sólo las palabras que oye en ese momento porque hay muchas voces; tengan cuidado con los falsos profetas; y tengan cuidado de que ustedes lleguen a ser falsos profetas, que hablen con su mente carnal acerca de Jesús o Dios.

También están aquellos que piensan que si sienten un zumbido o alguna sensación en su cabeza, esta es la unción del Espíritu Santo, el cual entonces controla su boca; ninguna de esas cosas es cierta porque para hablar palabras del Espíritu Santo, usted primero debe oír lo que el Espíritu Santo le instruya que diga. La unción es la presencia de su maestro, a quien usted oye enseñarle en esos momentos lo que debe decir; no es un zumbido o una sensación en la cabeza.

Impactos: 0