Rom 1:20 Porque desde la creación del mundo las cualidades invisibles de Dios, es decir, su eterno poder y su naturaleza divina, se perciben claramente a través de lo que él creó, de modo que nadie tiene excusa. Desde la creación la cualidades invisibles o sea la esencia de Dios, su poder y su naturaleza se perciben a través de la creación, aun a través de nosotros mismos, por eso cuando le buscamos la búsqueda no solo debe ser externa sino también interna pues al comprender nuestra esencia, naturaleza y poder este nos lleva a entender que Dios existe aunque no lo podamos ver, pues su esencia esta en nosotros y esto ya hace que no tengamos excusa para no evidenciarle. Por ejemplo el agua, el huevo y muchos otros ejemplos podemos encontrar que nos ayudan a comprender la esencia de Dios en nosotros.

Impactos: 1